{{#if has_items}}

Tu compra

{{#each line_items}}
{{ full_title }} {{ product.subtitle }} {{#if cinta}}

Mensaje de la cinta

{{ cinta }}
{{/if}} {{#if dedicatoria}}

Dedicatoria

{{ dedicatoria }}
{{/if}}
{{{ price_human }}}
{{/each}}
Total: {{{ total_human }}}
Seguir comprando Comprar
{{else}}
Actualmente no tienes nada en la cesta de la compra
{{/if}}

Otras noticias

El documental "Mendian Hil, Hirian Hil" tiene gran éxito en Etxalar

Leer noticia

Emisión del documental "Mendial Hil, Hirian Hil" este Miércoles, 15 de noviembre en Etxalar

Leer noticia

HABLEMOS SOBRE EL DUELO EL ALSASUA

Leer noticia

Actualidad

La silla vacía en Navidad: los consejos de Tanatorio Izarra para abordar la situación

Noticia completa:https://navarra.okdiario.com/articulo/sociedad/tanatorio-izarra-navidad-duelo-servicios/20231228080141515711.html#goog_rewarded

 

Las navidades son unas fechas muy especiales para muchos, muchos vuelven a sus hogares para pasar unos días en familia y disfrutar de las vacaciones. En cambio, hay quienes echarán de menos y se encontrarán en sus mesas con una silla vacía y un plato sin llenar. 

En Tanatorio Izarra se puede encontrar toda la ayuda necesaria para lidiar con el duelo ante una pérdida y también, para quienes le acompañan a su alrededor.

Comenzaron en 2016 en el barrio de la Chantrea de Pamplona y cuentan ya con 13 tanatorios y planean abrir uno más en la localidad de Zubiri. Con su llegada, comenzaron a cambiar el sector tratando de dar un servicio más humano, cercano, durante el proceso de a muerte. "Buscamos una atención y un trato personal, con empatía hacia los familiares y ofreciendo apoyo en todas las gestiones que implica un servicio funerario", explica Mikel Idoate, gerente de Tanatorio Izarra.

Además, durante estos años han creado un equipo humano formado en el duelo, y así poder ofrecer una gestión cercana con las familias. Para ello, cuentan con la colaboración de Fundación Izarra, que ofrece ayuda y formación en el duelo a los usuarios y al personal de Izarra. 

 

Los detalles marcan la diferencia. Tanatorios Izarra cuida al máximo cada detalle. "Desde la recogida del cadáver, hasta la forma en la que se entregan las cenizas. Todo lo tenemos protocolizado, aportando así profesionalidad a nuestro trabajo. Qué palabras utilizar, dejar despedirse de su ser querido, tratar al difunto de la forma más humana posible, todo eso marca la diferencia”, detalla Idoate. 

En muchas ocasiones, las familias no saben qué posibilidades tienen en relación a todo este proceso. En Izarra, presentan todas las oportunidades para que, cada uno se despida como ellos mismos quieran, "Personalizar el servicio no solamente depende de los productos o servicios que se contraten, sino que hay un gran abanico de posibilidades en relación a como realizar el velatorio y despedida, por ejemplo, dentro del túmulo (lugar donde está en fallecido)  las familias también pueden acceder a él y  personalizarlo con fotos, artículos o lo que ellos deseen. Dándole calidez al servicio", añade Mikel Idoate.

 

Las instalaciones supusieron un antes y un después en el sector funerario. Los coches son blancos, los tanatorios con mucha luz natural, cosa que no ocurría en el sector hasta el año 2016. La digitalización, también está presente en Izarra.  "Contamos con pantallas digitales en las que se pueden proyectar las esquelas digitales, se puede poner música e incluso fotos y vídeos, donde ven y recuerdan momentos". 

Un servicio integral. Tanatorios Izarra fue una de las pioneras ofreciendo un servicio integral.  "Ofrecemos una servicio integral, con los servicios post mortem, como tramitaciones de herencias y pensiones de viudedad y ayuda en el duelo, hasta servicios en vida como el contrato vital, donde puedes dejar preparado tu funeral.

 

El compromiso con el medioambiente también es importante para Tanatorio Izarra. Llevan a cabo diversas acciones, entre ellas; limitar al máximo del uso de papel, féretros ecológicos, urnas biodegradables, han reemplazado el uso de bolsas y vasos de plástico por material degradable…

Además de defender todo lo relacionado con lo local al ser el único grupo funerario con capital 100% Navarro, colaboran económicamente con el comedor social PARIS 365 y con Proyecto Hombre, asociación que trabaja en el ámbito de drogodependencias.

SOCIALIZAR EL TEMA DE LA MUERTE

Este es también, uno de los objetivos de Tanatorios Izarra. Socializar la muerte a través de charlas y actividades por diferentes puntos de Navarra. Hace unos meses, compraron los derechos del documental "Mendian Hil, Hirian Hil" (Morir en el monte, morir en la ciudad) y lo han llevado a varios pueblos de Navarra. "Este documental aborda la complejidad de la muerte, el proceso de duelo y la superación. Las charlas han sido un éxito", detalla Mikel Idoate. En muchas ocasiones, la muerte se trata como un tema tabú y para aquellas personas que se encuentran sumergidas en el duelo es más difícil convivir con ello si no pueden verbalizarlo. "Estas navidades mucha gente se encontrará con una silla vacía y es importante cómo se aborda esta situación". 

EL DUELO Y LA SILLA VACÍA

El duelo tiene una serie etapas que no siempre se dan en un mismo orden (negación, ira, negociación, depresión, aceptación). Es duelo es un torbellino de emociones. La Navidad es complicada por el contexto que tiene y, tanto para la persona que se encuentra en duelo como para quienes les acompañan, deben tener en cuenta algunas pautas.

"Si durante la cena echas de menos a esa persona, verbalizarlo es bueno. También puede ayudarnos el simbolizarlo. Un buen símbolo puede ser dejar una silla vacía, un plato o un símbolo que nos recuerde a esa persona", comenta el gerente de Tanatorio Izarra. 

Para quien no está en duelo, debe ser consciente de la ayuda que puede prestar, solamente escuchando a la otra persona. "También es importante, para las personas en duelo, volver a la rutina lo antes posible y continuar con la vida que teníamos antes de esa perdida, en muchas ocasiones es complejo, pero hacerlo ayuda en el proceso de duelo". Tanatorio Izarra cuenta, además, con un grupo de experimentados psicólogos que ayudan y acompañan a resolver las cuestiones sobre un fallecimiento.